Hypericoides

Bookmark and Share

Flora en los páramos [Humedales] desde Paquishapa hasta Yacuambi Alto, al Sur de Tutupali. La antigua hacienda El Quingueado, la zona de decenas de lagunillas y de las piedras [voladoras].  Ya no hay ganado salvaje olvidado en la época de la Reforma Agraria,  tan solo quedan los bípedos depredadores que están secando el humedal.  …

Bookmark and Share

Read more

Mojanda.

Bookmark and Share

… Fuya Fuya, Yanaurcu Antes bello y prístino complejo de lagunas y montañas, ahora falleciente páramo cortado por zigzagueantes caminos marcados por la basura del humano facilista que llega en verdaderas ordas a dejar plástico, papel y latas por doquier. La carretera ominosa inicia en Otavalo , lastima generosamente al complejo de lagunas de mojanda, se…

Bookmark and Share

Read more

Frailejones

Bookmark and Share

Espeletia pycnophylla Espeletia es un género de plantas fanerógamas, dicotiledóneas (Espeletiinae) en la familia Compuestas o Asteráceas. Son conocidas comúnmente como «frailejones» y forman una parte importante de la ecología y la biodiversidad de los páramos de Venezuela y de Colombia. En el Ecuador llegan solamente con una especie (Espeletia pycnophylla) Los frailejones presentan una…

Bookmark and Share

Read more

El Quingueado,

Bookmark and Share

Los páramos de Saraguro que bajan hacia el oriente, Tutupali, Yacuambi, están inmersos en las Lagunas Negras. Una zona de belleza sin par. Existen más de 50 lagunas, El Río Negro es rico en trucha. En esta zona aún existe ganado en estado salvaje. Su floray fauna es enorme.

Bookmark and Share

Read more

Cerro de Arcos

Bookmark and Share

El Cerro de Arcos, ubicado en la provincia de Loja, en Manú, ya en las bajeras a la costa. Es un conjunto de formaciones singulares en la roca debido a la erosión del viento y el páramo. Sus alrededores llenos de flora andina de inigualable belleza forman junto al Cerro un lugar mágico. Saraguro-Bellavista-Inicio camino a…

Bookmark and Share

Read more

Flora Andina

Bookmark and Share

  Andar y ver, es el deleite en los Andes y en cualquier montaña del planeta. La impresionante variedad de plantas y animales, obligan a detenerse y contemplar, observar y a fotografiar.

Bookmark and Share

Read more