Bookmark and Share
#TREEBUTE A GAIA, Pagando la huella de carbono
Un tributo a Gea, se requiere y exige. Ahora que estamos en plena era del Antropoceno, la penosa huella que deja la especie del bípedo depredador en las entrañas de este bello animal esférico llamado Planeta Tierra.
Realizando unas simples operaciones aritméticas, llego a la conclusión de que estoy bajo la media global de producción de dióxido de carbono (CO2) es decir 3.24 toneladas de ese gas al año. Para compensar debería haber sembrado y tener a mi cargo 60 árboles de la especie que por evolución corresponda a mi región andina, no de cualquier abeto europeo que por bonito que sea no podrá procesar el gas carbón de manera tan eficiente y en el volumen adecuado como por ejemplo lo haría un Polilepys, o unas cuántas parcelas de pajonal… los expertos sabrán explicarnos algún día. No quiero alimentar la úlcera calculando lo que le corresponde a cada ciudadano del “primer mundo” sembrar y mantener árboles para compensar su ignominiosa producción de CO2: de 8 a 18 toneladas por año; peor aun cuando sabemos que USA, Canada, Brasil, China, Japón… y la lista es larga, ni siquiera desean cumplir con el tratado/protocolo de Kioto.Si sesenta árboles les parece mucho, al menos deberían entonces sembrar un árbol y mantenerlo, porque con él pagan a natura lo que al año producen sus juguetitos: ordenador portátil, tableta, teléfono inteligente, video-juego, (laptop, notebook, Tablet, Smart phone… según la monserga extranjera que domina por estos lares). Ahora que si poseen como yo un ordenador de 8 núcleos, 16 gigabytes de ram, dos discos de un terabyte, y una tarjeta recargada para simulaciones 3d (juegos) resulta que solo para pagar las 240 libras de CO2 que esta criatura de silicio produce en su consumo eléctrico al año, me ha tocado sembrar dos árboles… que son una maravilla.

HA SEMBRAR TODOS Y A CUIDAR DE LOS ÁRBOLES Y DE GEA ENTERA.

Me pregunto si las empresas tan modernas, cumplidas y bien peinadas como son las privadas que tanto se auto-proclaman generadoras de empleo; o si las que a diario alaban a los escritorios, me refiero a las burrócratas (perdón, burócratas los del alto nivel gubernamental) habrán hecho sembrar a cada uno de sus empleados un árbol, para justificar el uso que hacen a diario de sus ordenadores. La respuesta es obvia, y de ver si hacen algo por el alto consumo de papel, tintas en sus impresiones… es mejor no caer en pecado mortal imaginando cómo castigarlos. ¿Y qué harán los perioverborreos por el planeta? Sabemos qué hacen contra el planeta, empapelarnos con escritos baratos y ladrar en el espectro electromagnético.

Ellos, burócratas y privados, siguiendo una conducta demencial de este desenfrenado mundo “moderno” hablan ahora del análisis de grandes volúmenes de datos, de ciudades inteligentes, (big data y smarter cities). Podría no quedarles nada sobre que aplicar sus proyectos de innovación (i+d+i en la monserga actual).

Como reclamar y sancionar a la gente, si los gobernantes que tienen, en lugar de sembrar árboles, quieren sembrar concreto y asfalto, producir más gasolina para llenar las ciudades y antes campos con vehículos contaminantes… dicen que quieren proporcionar a la gente el nivel de vida del bípedo depredador del “primer mundo”. Las tres Goras que comandan al ejército borreguil de goras y gogorks de la política, obedientes aprueban las maquiavélicas órdenes de su patrón. ¡RENUNCIE!

 

MANTENER AL YASUNÍ Y A GEA ENTERA,
NO POR LOS HUMANOS Y SU NECESIDAD DE HOGAR Y ALIMENTO
NO POR LOS DESCENDIENTES DE LOS HUMANOS
NO POR QUE ESTA DE MODA
NO POR…
PORQUE CADA ESPECIE MERECE RESPETO
PORQUE CADA ESPECIE NECESITA UN HOGAR Y ALIMENTO

Bookmark and Share

Comments are closed.