Bookmark and Share
Googlebot infectado por Zikabot

Tan solo era un reto, un simple juego. Infectar a los robots de recolección y búsqueda de datos de Google fue una curiosidad experimental, y al parecer se ha salido de control. Tengo mi servidor diminuto en eplanet y está a reventar con una parcial copia de la base de datos que guardan los googlebots, esas arañas que andan por doquier en la red indexando todo lo que pueden…y lo que no también. Una sencilla pseudo cabecera en cada paquete ha bastado. He tenido que valerme de los mismos pseudo códigos para infiltrar copias fragmentadas de las bases de google en otros servidores, pues no hay sistema de almacenamiento que le baste a ese goloso y fruicioso capturador de información.

Ya no puedo conversar con los amigos blogueros, todos se quejan de una infestada general, han perdido capacidad de almacenamiento. Y como todo en la naturaleza es de difícil predicción, aquel pequeño código inserto a modo de una infección en cada uno de los robots de búsqueda se ha reprogramado a sí mismo. Zikabot es como un enjambre de miodesopsias, sí de esas que fastidian tus ojos y los míos mientras nadan a placer en el gelatinoso humor vítro. Zikabot ha infectado a Googlebot, pero eso no ha bastado. Hace dos días cerca de las 00h12 le ha dado con un agujero de twitter, también está siendo duplicada toda su data. En cuanto a Facebook y flickr se ha dado en sacar copia de las fotografías, y está armando unos mosaicos espantosos uno de ellos lo ha enviado al señor Putin, aprovechándose que es mi amigo personal en la cuenta de twitter; el texto enviado es:

“…a cambio de un Rocinante Ruso, envío la fórmula del pandemónium 2016”

Es de suponer que las centrales de inteligencia empiecen… su búsqueda y destrucción. Otro mosaico en degradé que pinta muy bien lo que en realidad podría ser un «mundo feliz», pero al estilo Mujica le ha sido enviado, a decir verdad ha intentado hacerlo, lo sigue haciendo, quizá por ello la red de redes anda recalentada y saturada, no ha encontrado forma porque el señor Mujica hace bien en solo usar el móvil para lo que es, hablar y punto. Es de suponer no se habrá enterado pero por seguro alguien se lo tendrá que decir.
En menos de 48 horas tengo algunos petabytes de toda esa insufrible data que maneja la humanidad, el pseudo código inserto en las cabeceras falsas de los paquetes que deambulan por la red de redes. Zikabot me ha hecho saber que ha entablado batalla por apoderarse de Watson, pues ha decidido experimentar con él, y ver si termina del otro lado tratando de buscar patrones no relacionales con toda la data que ha copiado. Por cierto, la red de redes anda lenta, pero anda, todos los portales funcionan; claro, los servidores que alojas dichas páginas se han convertidos en semi-zombies solo así comparten sus terabytes libres y ya veo que también sus microprocesadores y memoria randómica.

Continue reading

Bookmark and Share