Bookmark and Share
o os ofendáis BB, aunque ya tienes bastante con qué enfadarte.
Quien se rasgue las vestiduras por el barullo que siguen haciendo los perioverborreos sobre el espionaje que desde los albores de la “civilización” del bípedo depredador, realizan todos los países del mundo, todas las personas del mundo… será por siempre un bípedo que le gusta hacer teatro.
¿Se ha enfadado de veras doña Angela Merkel? ¿O algún mandatario de alguno de los tantos pueblos espiados?¿El pueblo ha reclamado lleno de ira por la vulneración de su “información”?Nadie en su sano juicio se quejaría. Todos los cuerdos quizá se quejan en secreto… pronto se sabrá por Assange o porSnowden o porque ellos mismos alardearán en sus muros virtuales en las redes geo-sociales del chismorreo un Facebook, tal vez en un diminuto gorjeo en twitter.
¿Quién no espía desde las redes sociales? Camuflándose o no con seudónimos o nombres falsos, trolls los denominan los adictos al chismorreo virtual, siendo grotescos con las criaturas de origen feérico, que por seguro jamás estudiaron.

Si no deseas ser espiado, en alguna media, deja entonces de usar la tecnología del Gran Hermano, claro eso sonó a herejía, pues estamos esclavizados ante las cositas del mundo tecnológico. El hombre-cosa la “felicidad” en las cosas en lo material. Inmersos en el tallarín de las ondas de radiofrecuencia, navegando mucho tiempo con los aparatitos que permiten publicar hasta el momento de un eructo, y que miles pondrán un LIKE.

Mejor sería volverse un troglodita a de cabo a rabo.

Continue reading

Bookmark and Share