Bookmark and Share

Teoría y praxis del colectivismo del capitalismo digital

¿Cómo controlar a la masa? Y claro que hay que controlarla, como en épocas pasadas se hacía para los mismos fines de hoy, simplemente cambiando las formas, las doctrinas , los objetos de control y dominación. ¿Acaso no fue ese el origen de las religiones? Más allá de que era la forma más fácil y mediocre de explicarse sus orígenes como especie y de dar «luz» sobre las tinieblas de los fenómenos físicos que tanto ha costado a la ciencia aclarar; siempre el objeto principal de estas agrupaciones fue establecer los niveles de control, dominación y poder político y económico. Está claro que estos grupos se enseñorearon sobre el resto a base de fuerza y crimen, los más «aptos» los más sapos, los primeros… Natura brinda primacía a aquellos, de hecho la misma idea de un Dios poderoso se sustenta en la teoría del más fuerte.

Hoy que la decadencia de la «fe» apenas renace cuando algún humano cae en crisis; ha surgido una nueva religión, cuyo Mesías flota sobre la empalagosa comunicación mediante las redes geo sociales montadas sobre la Internet. Y el poder económico mundial, aquel que pasa de manos entre unos pocos y del que ahora también empiezan a participar manos Chinas, sustentados en la teoría del más «apto» y fuerte, como en su época cada sociedad hoy  «primer mundista» lo hizo, se ha visto «bendecido» por la tecnología para las masas, algo similar al Circo Romano, o al Fútbol, tienen el placer de entregar «no gratuito» a cada humano el juguetito para mantenerlo «ocupado» voyeristas del chismorreo, anhelando por un mejor smartphone cada día, que le permita seguir siempre «conectado»,  sigo confiando  que en sus profundidades sabrá que se está alejando de sus congéneres y de natura. Así este nuevo Capitalismo Binario, ha encontrado el método que sin violar la inenarrable teoría del vicioso círculo del consumismo, mantiene aletargada a la capacidad de asombro del humano. Que la tecnología de la colaboración y comunicación unificada y en tiempo real sirve para producir más… cierto, lo que no dicen es que producen ficciones y basura que envenena el planeta.

Todos conectados y con ciega fe y fervor siguen al Mesías Digital; ¿Está el  hombre moderno condenado a verse superado por las ficciones y el trabajo virtual? Para responder a esta inquitud hay que ver cómo son las reuniones de nuestros jóvenes y también el comportamiento errático de los que van en franca retirada; siempre ausentes embobados, sudorosos por no poder procesar la inmesa cantidad de informaciòn… nos estamos quedando… es lo que retumba en sus cerecates. Lo único certero es el hecho de que la tecnología de la incomunicación, los vídeos, imágenes y textos absurdos son el reinado del Mesías Digital. Claro, Natura siempre se habre paso, y permite que dentro de esta ampulosa y fea vida contemplativa, el corazón mismo del capitalismo digital permite hacer frente a quienes aún estamos despiertos y nos asombramos, nos ha dado las herramientaspara llegar a esas mismas masas indolentes y generadoras de riqueza virtual, y «felicidad» en el consumismo.

Continue reading

Bookmark and Share