Bookmark and Share

Cadenas al Andinista y Candado a las Montañas

Un capítulo olvidado en el libro The Donkey Inside de Ludwig Bemelmans, constituyen las últimas “genialidades” burrocráticas. Aquí en este bello y sin par pedacito de planeta llamado Ecuador, se ponen cadenas y obstáculos a los miembros de los diferentes clubes de andinismo, quienes por años han practicado esta actividad de subir montañas, que no es un deporte. Y no pregunte qué es, aunque la respuesta la dio el gran montañero Ramiro Navarrete cuando dijo que “preguntar por qué subimos montañas, es como preguntarle a un niño por qué juega”
El ministerio del ambiente, @Ambiente_Ec, y su personal en campo, es decir en el ingreso a parques nacionales, si ve a un grupo de humanos, quienes cargados de las armas y atuendos propios de montañeros de altura, desean intentar una batalla, contra sus propios demonios, quizá en compañía de amigos y socios de un Club de Alta Montaña, no hacen otra cosa que ¡JODER!Montañista: ¡Epa! Porqué nos cierran el paso.
Carcelero: Así no san dispuesto las autoridades, señor. Papeles.
Montañista: ¿Qué papeles?
Carcelero: Los carnets de que están altamente capacitados y son profesionales para ir a las montañas.
Montañista: Bueno, aquí tenemos el carnet del club, avalan a cada uno de quienes ya venimos haciendo esto desde hace 20 años… o más
Carcelero: Eso no sirve. Deben ser autorizaciones por escrito por parte del @Ambiente_Ec y sus solicitudes solicitadas con al menos un mes. Además, cuál es su guía, debe ser un profesional certificado.
Montañista: Sí claro, el chofer es profesional.

Continue reading

Bookmark and Share