Bookmark and Share

Con el permiso del Señor Miw.

En principio dado mi respeto por los gatos, y sabiendo que antes que pelar un gato lo harían con un cánido; considero que el nombre de ese blog pudo ser Cuatro Pela Verdes y de paso Cuatro Pela Borregos. Cuatro son pocos en contra de los tropocientos y un mil obsesionados y serviles; que siempre han existido y son una fea especie que desearíamos estuvieren en clara via de extinción. También siempre hubo y habrán políticos aupados por las grandes masas borreguiles, además de por unos cuantos autodenominados  «moderados» según sus protervos intereses. Los «moderados» constituyen aquella otra masa no pensante que hoy son el grupo de los nuevos ricos; es decir los buRRocratas alias jeFuch@s.

Hice un pequeño seguimiento a cuatropelagatos, quiero decir, a los CuatroPelaVerdes. Y veo han sido, pese a la denuncia de verdades odiosas para los verdes y dolorosas para el pueblo, que hoy, ayer y siempre son los que pagan, son quienes sufren por todos, y sobre quienes en épocas de elecciones los políticos se montan para apoderarse del «trono burrocrata».  Han sido premiado por GoogleBot,  quien parece gusta hacer engaños al pueblo que busca qué leer en el ciberespacio. El pueblo, aunque parece que goza del engaño, ya debe reaccionar, y de la manera más furibunda posible, aunque en ello se les vaya las esperanzas de un futuro mejor, porque el que venga a más de echar la culpa al mandamás que ha salido, terminará haciendo lo mismo, quizá de una manera no tan vulgar y desbocada, mejor disfrazada, como extrañan algunos sectores. El seguimiento digo, es estrictamente de lo que anda de moda, de los tags, keyword, hashtags… y demás parafernalia insufrible que tanto premia GoogleBot, que  aunque ya no se puede ganar dolares verdaderos aprovechándose de las visitas,  likes, y retiuteos etc.  no cabe duda que da poder social, sobre  las masas de seguidores de las verdades que 4pelagatos publican; o como diría el Señor Cibernauta de Medianoche, a quién he bautizado como BuhoView, y a quién mandaré una visita de ZikaBot; él es aquel trasnochador que sueña con llegar a los millones de visitas diarias, miles de sesiones simultáneas, aunque ya se ha enterado que es todo una falsedad, y que nadie visita su blog, sino que las visitas que recibe son producto de las fechorías de los maledetos aliados de GoogleBot, que se pasean de lo lindo por sus amenos escritos, él y otros muchos más CrawlerBots;  al menos podemos ganar criptodólares… fue lo que dijo entre lagrimones no se si por el whisky o por… él sabrá.  ZikaBot tuvo que montarse en los lomos de GoogleBot, justamente porque se dio cuenta de que si un «desprevenido» bloguero hace uso de los términos, palabrejas, de moda, sabiendo que son temas fútiles, inermes de condumio, y ante todo de cortísima vida, pues la memoria del populacho es menos que la de un PC-XT,  y claro ni GoogleBot mantiene indexando toda la vida las necedades del mundo politiquero y perioverborreo; terminará recibiendo criptodólares por trillones, eso distorsiona todo contenido, y como lo hacen los periodicuchos y revistuchas que recomiendan best-sellers o libracos de autoayuda, la gente de la red en su gran mayoría también se guía por esos números exorbitantes de visitas. Sea como fuere, GoogleBot ha hecho un bien, solo esta vez, al menos así lo he cazado, haciendo publicidad de los cuatropelaverdes.

Continue reading

Bookmark and Share