Bookmark and Share
De los medios de masas a la masa de medios

Bípedos Depredadores como enKantoborgy versus la masa, es en esencia la incapacidad de exponer en los artículos de prensa escrita, e inclusive de algunos de los medios de radio y televisión, sucesos de manera que éstos sean independientes de sus propios intereses y/o de los intereses soterrados del dueño del medio de comunicación. Y esto es justamente lo que el señor Ignacio Ramonet, expuso el día de ayer 14 de mayo del 2012 en la Capilla del Hombre (de un verdadero artista Guayasamín), a una nutrida concurrencia de los estudiantes de periodismo de este país llamado Ecuador.

También estuvo presente en la conferencia el buró político y el máximo exponente del gobierno de turno, quien en buena hora ha tenido la fortaleza y capacidad de hacer trizas a los falsos cimientos de ese malhadado cuarto poder del estado y del mundo entero llamado “los medios de comunicación” entre otros temas de estructurales de fondo como eduucación y vialidad que no viene al caso detallar, así como también ha hecho trizas a las Goras y Gogorks politiqueros que mientras no ostentan el poder dicen tener sabiduría para arregalrlo todo en este pedacito de planeta llamado Ecuador. Supo comunicar Ramonet, que es un buen negocio el hacer con los periodicuchos de todos los días, una faena de encanto para la sociedad de borregos que sigue creyendo que la prensa dice la verdad, bueno, de seguro sí dicen su verdad. Pero que el negocio está fracturado por la ola verde, los altos costos de producción, que nadie lee periodicuchos porque todo está en la red de redes que es gratis y permite ante todo contrastar las noticias, editoriales y todo lo que sea necesario.

Nada sorprendente resultó la ausencia en esta conferencia de quienes, al menos en este país, dicen tener la razón sobre lo que es hacer periodismo; obviamente tampoco aquellos que dicen tener un adecuado concepto de libertad de prensa y de expresión. Al menos hubiesen ido para intentar hacer una pregunta decente o un contraste de ideas. Éstos perioverborreos ausentes, hoy tras sus fangosas trincheras del poder mediático por seguro dirán y mucho al respecto, repitiendo maniáticamente que la conferencia de Ignacio Ramonet fue un desesperado intento de los comunistas que se han tomado el país, por ganar más adeptos. Dirán que son acelerados intentos en vísperas de todas las sanciones terribles, oscuras y de consecuencias inimaginables que están por caer sobre este paisito por estar con un gobierno que cuestiona la “inmaculada verdad de los medios de comunicación”. Recuerdo que las mismas maldiciones dijeron los perioverborreos, que caerían sobre el pueblo enardecido aborregado y empobrecido, cuando la banca tembló. Recuerdo como los medios de comunicación ignorantes absolutos del manejo económico entrevistaban mediante sus perioverborreos caricaturescos a los esbirros del poder económico de gobiernos anteriores, aupándolos a pronosticar pestes y terribles males contra el país cuyos actuales gobernantes se rebelan ante la “correctísima” y audaz estafa de los señores banqueros. Hoy Europa quiere mandar a guillotinar (o debería hacerlo) a los tales banqueros; mientras todavía algunos político-verborreos valiéndose de sus poderes en los medios de comunicación; como aquel mandatario de la España-mora, que le pide al “durmiente pueblo” “…un poquito más de esfuerzo” ¿SIGUEN CREYENDO EN LOS MEDIOS Y SUS PERIOVERBORREOS?… ta parece seguimos en la Francia del siglo 18 con algunitos fungiéndo de caderitas al puro estilo de José Fouché.
La Internet resultó ser una bomba social que despertó al pueblo que aprendió a leer y algo entender, ha sido el medio eficaz y eficiente para que el humano común busque y contraste lo que la prensa escrita ha sido incapaz de ofrecer, o quizá lo hacen a propósito, como antaño en el medioevo lo hizo la curia católica prohibiendo a la gente el acceso a la información valiéndose de mantener al común del humano en la ignorancia profunda que permite controlarlos y aborregarlos. La tecnología per se no busca la liberación de la mente de los humanos, pero desde el invento de la imprenta hasta ahora la Internet han sido el cauce perfecto para el despertar de unos cuantos, no de la masa evidentemente. Antiguamente el uso de pergaminos o el acceso a ellos, o a los libros era casi imposible para la gente, primero porque no sabían leer ni escribir, segundo porque estaban destinados a los ricos. Hoy la Internet es para todos, allí sabios y necios postean y leen lo que les interesa. Claro me asalta un temor sobre la permanencia de los datos y la información digital, hoy puedo leer pergaminos y la misma piedra Rosetta, pero es casi imposible recuperar información digital de medios como cintas secuenciales inclusive de un disquete de 5.25” ¿Qué pasaría si una ionización fuerte producida por un fogonazo del sol dejare en soletas a todo nuestro mundo virtual que se ejecuta sobre la plataforma de la electrónica y sus seres de silicio? Probablemente luego del caos por la muerte del mundo moderno, los sobrevivientes se rencontrarían alegres con la sin par GAIA.

Me quedé con el deseo de charlar brevemente con Ignacio Ramonet, específicamente sobre la teoría de los Imagólogos que son los perioverborreos, pero al estilo de Milán Kundera; si la globalización está cimentada en la ideología de los medios a nivel mundial, nada podemos esperar sino únicamente hacer la revolución contra el cuarto poder. Fundar el “quinto poder” dijo Ramonet en su conferencia, tamizar lo que el cuarto poder difunde por sus periodicuchos todos los días a costa de sus esclavos perioverborreos, habrá de seguro periodistas distintos y muy buenos, que por sus razones agachan la cabeza y pierden su individualidad y raciocinio. Claro, Ignacio no habló, o no escuché por el cansancio (recomiendo que mejor lo lean) sobre que hay una corriente dura de periodistas y de escritores de literatura para pensantes que en la Internet se han dado a conocer y están logrando incrementar el caudal del cambio. Nosotros los blogueros duros, quienes hacen periodismo en la red contrastando los temas y no cayendo en las redes de los dueños de medios, porque la Internet no es censurable (no debe serlo); nosotros los escritores de literatura no apta para los borregos a quienes las editoriales y librerías nos ven de reojo con muy mala gana , somos ambos los guerrilleros de la información que hace mucho antes que supiera el Ecuador de la existencia del señor Ramonet, iniciamos la guerra contra el cuarto poder.

Es lamentable que no saliera un Ignacio de las filas del periodismo de este país, pero al mismo tiempo es reconfortante saber que el movimiento de cambio para la humanidad, el acceso al conocimiento y a una verdad contrastable es ya mundial. No creo que el quinto poder se consolide como tal, porque la masa que ahora se aborrega en las adictivas sutilezas de la tecnología y las redes sociales, es igual de parásita y atroz que la de anterios, esto es un tema de naturaleza humana ( David Hume). Pero es evidente que el cambio ha iniciado.
La inteligencia colectiva de enjambre es una utopía en nuestra especie, no porque la tecnología permite el acceso a la información tendremos verdadera inteligencia en masa social. También el enjambre distorsiona la verdad, la mayoría no tiene la razón. Las redes sociales como Facebook están más interesados en las posibilidades de negocio en la venta de información, son ante todo una plataforma de posteo de datos e información que generan ingentes cantidades de dinero, por eso se cotizan en bolsa, y vaya que valen mucho dinero virtual, una burbuja que podría desinflarse en cualquier momento. Facebook es el clarísimo contendor del titánico Google, éste último te deja buscar lo que desees y de manera muy eficiente mediante sus bases de datos relacionales y sus algoritmos matemáticos geniales, pero al igual que Facebook gana mucho dinero con la propaganda que contratan los fabricantes de cosas, artefactos que todo mundo desea comprar esperando en ellos encontrar la “felicidad”. Es decir una véz más todo tiene un interés económico y de poder, claro de seguro alguien imaginó que de paso se convertirían en herramientas decisivas para lograr mover a las masas.

La guerra por el control de los datos y la información apenas comienza, y los internautas son una mercancía más, todo lo que hace la gente en las redes, sea que postean artículos como el que estás leyendo, o noticias contrastando otras noticias de otros medios, o copiando y re-posteando lo que te interesa o porque podría mejorar las estadísticas del blog, sitio web, portal de Facebook etc. Son analizados por los robots para enviarte temas de “interés” para aumentar la probabilidad de venderte algo, evitando así que el “mundo moderno” se paralice, alimentando esta burbuja virtual del dinero mundial.

Ignacio Ramonet dejó perplejos y pálidos a los estudiantes de periodismo, pues claramente les dijo que tal como ahora son educados están condenados al fracaso, porque la prensa escrita desaparecerá, pues ya no es un negocio, porque la Internet le ha hecho ver que ahora cualquiera puede decir su verdad publicándola en un blog, twitter, Facebook o cualquier otra red social que aumenta exponencialmente la probabilidad de que lo lean, se haga famoso, quien sabe dependiendo en qué paisito se encuentre termine inclusive derrocando a un “malvado” gobernante o sacudiendo al pueblo estadounidense sobre el sospechoso manejo mediático del poder económico y político que a su conveniencia unas veces acepta a dictadores de otros pueblos, y otras en cambio se viste de defensora de los derechos humanos.
Pero yo digo que los verdaderos periodistas tienen hoy más que nunca la posibilidad de mantenerse honestos, firmes con su pensamiento individual y su razón, originales en sus análisis, porque pueden hacer fácilmente un periódico digital, y de seguro los van a leer más que cuando hacen noticias amañadas por un mísero salario para una periodicucho que pertenece a un grupo sospechoso del poder económico. Además, ya que de por sí la tecnología de las redes sociales y de la Internet no están a disposición nuestra para que seamos libres, sino ante todo como un medio de hacer dinero tienen posibilidades reales de ganar uniéndose a la compra venta de propaganda con Google, Facebook o cualquier otro… En otro post daré mi opinión sobre la Internet y sus aplicaciones de plataforma social para el negocio de la información que tienen consecuencias negativas serias sobre el planeta y el ya cosificado ser humano.

Y sepan señores estudiantes de periodismo, que siempre hay una salida al final del túnel, pero hay que evitar a toda costa obtener el título de ASNO TOTAL que el señor Kundera concedió a los perioverborreos e Imagólogos.

Mural callejero

Bookmark and Share

Comments are closed.