Bookmark and Share
A orillas del río Pita, entre los colosos Sincholagua y Cotopaxi, existe un singular conjunto de 46 simétricas Dunas, colinas de páramo cubiertas de un exhuberante pajonal. Este es el lugar de juego perdilecto del renombrado dragón Krisofilax, tímida criatura de epocas pretéritas, cuya historia relata Lovochancho en «Las Ruinas de Galadriel». Hay que estar muy atentos para lograr ver parte de su enorme cola o deleitar la vista con el mimético ojo del dragón sobresaliendo cuirioso tras alguna de las dunas fantásticas.
rumiñahui
El Rumiñahui
Bookmark and Share